No lo pruebes si no estás seguro de la robustez del chasis. NUestro mecánico accede al fondo del atomizador fácilmente: deja apoyada la máquina sobre un extremo