En esencia el atomizador es un depósito móvil que impulsa líquido y aire para aplicarse sobre árboles. Se diferencian unos de otros por la efectividad con la que "mojan" hojas, troncos y ramas.