Los riegos de accidente agrícolas se reducen si los aperos van ajustados, ensamblados perfectamente