Relacionados como el recodo al camino | @utilcampo


Relacionados como el recodo al camino

Hay tanta necesidad de entendimiento entre la empresa agrcola y el trabajador como la de actualizarse a los nuevos tiempos.

Ultilcampo
Compartir
Publicado el 09-07-2013

¿Tenemos presente la relación obligada que existe entre la oferta y la demanda laboral agrícola? Echándole un vistazo apreciamos que son mucho más dependientes entre ellas de lo que nos  pensamos. Pero el caso es que les depara un futuro en el que aún se precisa que complementen sus necesidades y competencias: el operario hacia la formación, la empresa en pos de igualar las condiciones laborales a la de otros sectores.

 

Tradicionalmente el trabajo de campo –el de manipulación directa- se realiza sin necesidad de una formación concreta del personal. La experiencia suele bastar. No es normal recibir una preparación teórica para ocupar el puesto de trabajo agrícola, todo lo más se reciben cursos de prevención de riesgos laborales o de manipulación de productos fitosanitario en unos casos, y de alimentos en otros.

 

Pero la realidad va cambiando. La empresa de campo se actualiza con artilugios mecánicos, eléctricos, electrónicos, hidráulicos, o una suma de ellos: mecánico-electro-hidráulicos. El fabricante de esta maquinaria aprovecha el desarrollo tecnológico para equipar la máquina con avances que favorezcan la labor. Ejemplo de ello son las pantallas digitales de medición (presiones, temperatura, etc.) direnciar sus valores equivalentes, o los cálculos en tiempo según velocidad (GPS), o los ajustes de revoluciones óptimas de trabajo, etc. Cada vez en más ocasiones el operario tradicional se ve descontextualizado en este nuevo medio, carece en muchos casos de los mínimos conocimientos que permiten el manejo y mantenimiento de la herramienta y de la maquinaria que le rodea.

 

Por otra parte, las técnicas fruto de concienzudas investigaciones se desarrollan para que manos especializadas las apliquen en el tajo. Es el caso, por ejemplo, de una injertada en corona donde un fallo en el proceso llevará al traste la evolución del injerto. O la mezcla óptima de un producto novedoso para combatir determinada enfermedad. O la programación de los ordenadores de sistemas de riego. Son muchos lo ejemplos.

 

Este nuevo entorno laboral demanda otro tipo de perfil para el operario agrícola. Se requiere mano de obra especializada. Nuestra oficina del INEM más cercana puede pedirnos de un momento a otro determinada formación para cubrir el puesto más elemental de una explotación agrícola. Las ofertas de trabajo “agro” buscarán cualidades como en cualquier entorno industrial (dicho sea de paso que el sector primario no ha sufrido el cruel envite de la crisis, la demanda sigue existiendo y funciona, con carencias, pero sin paro desorbitado).

 

Existe pues la necesidad de emparejar la formación con el nuevo desarrollo tecnológico agrícola, pero a su vez, favorecer la aplicación de esta exigencia con condiciones laborales igual al estándar de otros sectores, caso del de servicios, o el industrial. Es decir, la necesidad existe, una mano de obra cualificada debe especializarse en las labores del campo, pero las condiciones laborales tienen que igualarse a la de otros trabajos con el mismo nivel de formación requerida, tanto en sueldo como en reconocimiento por parte de la explotación.

 

A ti, operario agrícola: sólo la experiencia no te vale. Fórmate y aumenta tus competencias. Hazte valer.  

 

A ti, empresario: hay que valorar la mano de obra especializada. Demándala, te hace falta. Cuando la tengas, cuídala, hazla tuya (quid pro quo).

 

Moisés Zamora Bayo

 

 

 

Otras publicaciones relacionadas:

 

Primera etiqueta   En mi finca no se reparan máquinas

   #‎PulverizadoresFede‬ muestra todo lo que tiene      

    Termómetro de Pincho     

 

 

 

Pulsa en AQUI para dejar tu comentario.

 
Polg. Industrial "La estación", Nave 3 - 21.450 - Cartaya (HUELVA)            Telf: 959 39 25 35 - Fax: 959 39 24 24 - Email: utilcampo@utilcampo.com
Política de Privacidad  |  Uso de Cookies  |  Aviso Legal
RSS
Facebook
Twitter
En la empresa Utilcampo S.L. se venden artículos de ferretería industrial, maquinaria y herramienta de uso agrícola. Localizada en Huelva (Andalucía-España), en el pueblo de Cartaya, linda con Gibraleón, Lepe, San Bartolomé de la Torre, Aljaraque, sobre la franja entre la Costa de la Luz y el andévalo onubense. Utilcampo presta servicio a las explotaciones de frutales como las de fresas, naranjas, mandarinas, melocotón, nectarinas, arándanos, frambuesas, olivos, vid, plantadas al aire libre o bajo invernaderos.