Otra Manera de Producir | @utilcampo


Otra Manera de Producir

Importancia de los procesos en la gestin empresarial

Ultilcampo
Compartir
Publicado el 25-10-2012

En el marco profesional aprendemos a distinguir entre los asuntos que necesitan nuestra atención y los que carecen de importancia, ya que muchos se resuelven por sí solos. Pero, en cualquier caso, es justo atenderlos todos por el simple hecho de que proceden de un miembro de la organización que lo ha suscitado y le ha asignado su personal relevancia, de manera que la importancia de la interconexión laboral debe estar fuera de toda duda por lo que respecta al trato entre personas “…las empresas con futuro pasan por considerar a las personas como un capital y no como un recurso”. (Trinidad Yera Cuesta. Clase Ejecutiva Editorial S.L. 2001-2010)

La conexión eficaz entre el equipo de trabajo es la comunicación que genera producción, la que se practica, por ejemplo, en la interrelación de reuniones -formales o no- como dinamizadoras de la actividad interna de la empresa. En ese espacio de encuentro laboral se evidencian cuestiones que debieran valorarse cual activo de oro, pues desempeñan una labor crucial cara al grupo. Son recursos imprescindibles bajo los que se controla el medio organizativo, enriquecen el mecanismo de los procesos, y tanto es así que pueden marcar la diferencia competitiva de la empresa. Esta argumentación trata de justificar la necesidad de dinamizar la comunicación interpersonal del lugar de trabajo, y no incurrir en soberbios aislamientos voluntarios. "Resulta evidente que la empresa no podría sobrevivir si no existiera una adecuada relación entre los elementos humanos que la forman, pues, es imposible concebirla como un conjunto de trabajadores aislados, descoordinados, persiguiendo cada uno, por su cuenta, la misma finalidad. Necesitan una dirección que les una y les identifique con un objetivo. Por definición, la empresa es una asociación de medios materiales y humanos, dirigidos y guiados por una misma meta, que implica una constante relación entre todos”. (Trinidad Yera Cuesta).

A veces en el puesto de trabajo el malestar anímico delata una descoordinada comunicación ocasionada por las continuas interrupciones de las tareas, llegando a percibir injusta la poca consideración que muestra el grupo al incomodarnos a cada momento. Cierto es que cada uno ve sus propios asuntos como cruciales, que representan la máxima importancia, y que el tiempo empleado es el más valioso y el menos valorado, motivo éstos que suscitan incomodidades en tales casos. Pero no es menos cierta la miopía mostrada al dejar de considerar que, precisamente por estar integrados en un medio laboral, la forma natural que aporta valor a nuestro trabajo es la que atiende cada demanda requerida, sorbiendo la información necesaria y devolviendo la nueva ya procesada. Para esto es necesario conectar los aconteceres propios y los requeridos por los demás (comunicación). Por otra parte, si caemos en la cuenta –en un ejercicio de empatía- de que la interrupción proviene de una petición de ayuda, veremos otra necesidad de atenderla: cierta obligación moral de disponer nuestra energía al servicio de las personas. Cualquiera de estos motivos son parte de la interconexión que contribuye a la producción de la empresa. Tenemos como tarea, pues, aprender a organizar esos lapsus consultivos para favorecer nuestro rendimiento y productividad.

La forma de afrontarlo depende de cada uno: es preciso distribuir eficientemente los tiempos de trabajo, para lo cuál es necesario gestionar y agrupar las interrupciones en pos de una eficiente comunicación. Inventemos una nueva relación, bien mediante reuniones o charlas, en persona o a través de la red, dentro o fuera del trabajo; el caso es tratar de facilitar el intercambio y la conexión profesional.

Nuestro entorno laboral puede llegar a mostrarse sufrible en la medida que seamos capaces de sobrellevarlo porque, en buena medida, depende de nosotros mismos entender que, siendo como es, con sus pros y sus contras, pertenece a nuestro perfecto mundo, y con él hay que convivir. Si sabemos organizar la comunicación laboral lo haremos más llevadero y a la vez más productivo.

Moisés Zamora

Pulsa en AQUI para dejar tu comentario.

 
Polg. Industrial "La estación", Nave 3 - 21.450 - Cartaya (HUELVA)            Telf: 959 39 25 35 - Fax: 959 39 24 24 - Email: utilcampo@utilcampo.com
Política de Privacidad  |  Uso de Cookies  |  Aviso Legal
RSS
Facebook
Twitter
En la empresa Utilcampo S.L. se venden artículos de ferretería industrial, maquinaria y herramienta de uso agrícola. Localizada en Huelva (Andalucía-España), en el pueblo de Cartaya, linda con Gibraleón, Lepe, San Bartolomé de la Torre, Aljaraque, sobre la franja entre la Costa de la Luz y el andévalo onubense. Utilcampo presta servicio a las explotaciones de frutales como las de fresas, naranjas, mandarinas, melocotón, nectarinas, arándanos, frambuesas, olivos, vid, plantadas al aire libre o bajo invernaderos.