Dnde reside la calidad? | @utilcampo


Dnde reside la calidad?

El nombre del fabricante de herramienta y maquinaria agrcola no marca la diferencia per se, pero los materiales empleados en sus diseos s aaden valor al producto. Veamos por qu.

Ultilcampo
Compartir
Publicado el 30-05-2014

Un uso muy concreto agrícola requiere adaptación, especialización. La transformación de componentes comunes se lleva a cabo para darle más vida al mecanismo, mejorarlo, evitar desgaste, erosiones, tensiones extras, en esencia, para alargar su durabilidad o lo que conocemos más cotidianamente como “aumentar la calidad del producto”.

 

Un material adaptado suele ser el más depurado, refinado, elaborado en su fabricación. El proceso hasta alcanzar su diferenciación frente a un estándar suele encarecer el resultado final (aunque a veces ocurra sólo por la dificultad que entraña diseñarlo y comercializarlo). Ejemplos comparativos entre equipos agrícolas más o menos idóneos los encontramos amontonados. La fabricación ex profeso adaptada es la razón que en muchas ocasiones justifica precios altos o plazos de entrega largos, pero que, a la postre, dan sentido por su eficacia frente a los “contrarios” más estándares.

 


Comparemos por ejemplo las membranas que montan las bombas de pulverización hechas, o bien de goma, o de desmopán. ¿Por qué duran más las segundas?

 

La goma es una sustancia resinosa con un alto peso molecular genuinamente elástica.

El desmopán es un poliuretano termoplástico que combina las ventajas de los elastómeros de alta calidad con la transformación de los termoplásticos. Posee una alta resistencia al desgaste y a la abrasión. Es flexible en distintas temperaturas, elástico, estable a la exposición de aceites, grasa y solventes, y resistente a agentes atmosféricos. Son estas las propiedades que confieren la singularidad a la membrana de la bomba y que justifican su preferencia.

  

accesorios de caucho, desmopán, vitón...

 

Hablar de estanqueidad de fluidos es hablar de juntas tóricas y retenes. Son piezas que evitan fugas de lubricantes en motores, grupos, y que están expuestos a líquidos de distinta índole. Pues bien, cuando se componen de vitón contribuyen a alargar sus vidas. Pero en el mundo agrícola apreciamos sus virtudes sobre todo en las ocasiones que contactan con fitosanitarios, y es por lo siguiente:

El vitón es un fluoroelastómero obtenido de la derivación del caucho sintético y el fluoropolímero elastómero. Posee un especial rendimiento contra productos químicos agresivos, por lo cual se emplea para la fabricación de O- rings retenes, válvulas, guarniciones, diafragmas, juntas, planchas, recubrimientos de telas y cables. Además de ser compatible con hidrocarburos, cetonas y ácidos orgánicos. Está claro cuál elegiremos como componente de nuestros motores, aún existiendo la opción de montar materiales más baratos.

 

 

 Retén, racor cobre, bronce, junta tórica...


Si diseñamos un apero ¿Qué metales utilizamos?
La tubería metálica de los pulverizadores, barras de herbicida, campanas, etc. mantienen cualidades más o menos resistentes según el material del que están hechos. No es lo mismo fabricar en hierro que en acero inoxidable.

El hierro o fierro es un metal maleable de color gris plateado y presenta propiedades magnéticas, es extremadamente duro y denso.

El acero inoxidable se define como una aleación de acero con un mínimo del 10 % al 12 % de cromo contenido en masa. Es un acero de elevada resistencia a la corrosión, dado que el cromo, u otros metales aleantes que contiene, poseen gran afinidad por el oxígeno y reacciona con él formando una capa pasivadora. Siempre que se pueda, como podréis suponer, pediremos inoxidable.

La racorería que enlaza mangueras o boquillas muestra su especialización por la aleación de metales que utiliza distinguiendo latón o bronce.

Así, el latón es una aleación de cobre y zinc. Bronce es toda aleación metálica de cobre y estaño. Entre sus aplicaciones actuales de dan en partes mecánicas resistentes al roce y a la corrosión (palabra mágica ésta de “resistente”). El mundo agrícola siempre demandará capacidades “extras”, exigirá sobredimensión, robustez, resistencia.

Desde el punto de vista del distribuidor de maquinaria, sabemos que se salva mejor una negociación cuando respaldamos nuestros argumentos apreciando los materiales utilizados. Sin embargo, arduo trabajo tiene el comercial que ve como le comparan su género con la maquinaria que no cumple los requerimientos adaptados a la zona. A todos nos gustaría obtener la mejor “calidad” a menor coste, pero ahora que vemos ejemplos de distintos materiales y su funcionalidad, comprenderemos por qué es más cara la alta calidad: costes de elaboración, adaptación a circunstancias concretas, y especialización fuera del estándar. Visto lo visto ¿cuál sería tu elección?

 

Moisés Zamora Bayo

 

 

 

Post relacionados

 

 

El diseño no es sólo para la vista

Pulsa en AQUI para dejar tu comentario.

 
Polg. Industrial "La estación", Nave 3 - 21.450 - Cartaya (HUELVA)            Telf: 959 39 25 35 - Fax: 959 39 24 24 - Email: utilcampo@utilcampo.com
Política de Privacidad  |  Uso de Cookies  |  Aviso Legal
RSS
Facebook
Twitter
En la empresa Utilcampo S.L. se venden artículos de ferretería industrial, maquinaria y herramienta de uso agrícola. Localizada en Huelva (Andalucía-España), en el pueblo de Cartaya, linda con Gibraleón, Lepe, San Bartolomé de la Torre, Aljaraque, sobre la franja entre la Costa de la Luz y el andévalo onubense. Utilcampo presta servicio a las explotaciones de frutales como las de fresas, naranjas, mandarinas, melocotón, nectarinas, arándanos, frambuesas, olivos, vid, plantadas al aire libre o bajo invernaderos.